Skip to content

Tuve sexo con mi hija c√≥mo castigo…

acceso webcams

Desde que Google lanz√≥ su tel√©fono inteligente Atlantis, mi hija de 18 a√Īos me ha estado molestando para que le compre uno. Este tel√©fono en particular tiene una funci√≥n en la que aparece un holograma de la persona con la que est√° chateando justo encima de la pantalla. Normalmente, le dar√≠a lo que quisiera, siempre que tuviera un precio razonable, pero este tel√©fono era demasiado caro, especialmente para un adolescente. De todos modos, cuando me negu√© rotundamente, esperaba que Dee le pisoteara el pie y pusiera mala cara, pero, sorprendentemente, tampoco lo hizo. Mi hija simplemente sonri√≥ y dijo: ¬ęEst√° bien, pap√°, lo que t√ļ digas¬Ľ.

S√© que me sali√≥ muy f√°cil con eso porque Dee generalmente obten√≠a lo que quer√≠a. No digo que soy un cobarde, pero Dee era la ni√Īa de pap√° y yo era su peque√Īa tonta. Sin embargo, pagar m√°s de $ 1,499 por un tel√©fono inteligente fue absolutamente rid√≠culo, sin mencionar la factura mensual de $ 120 que tendr√≠a que pagar por sus minutos de chat de mierda ilimitados. De ninguna manera hermano!

Dee sigue a su madre, tanto en apariencia como en personalidad. F√≠sicamente, hered√≥ las mejores caracter√≠sticas de mi esposa, como su culo grande, esponjoso, en forma de coraz√≥n y sus alegres tetas de malvavisco. En cuanto a su actitud, bueno. . . no hay una buena manera de decir esto: Dee era una hermosa mocosa malcriada, un rasgo indeseable que tambi√©n recibi√≥ de su madre.

De todos modos, estaba en camino al ba√Īo cuando comenc√© a sentirme mareado. No pens√© nada de eso en ese momento. Solo sacud√≠ la cabeza y segu√≠ caminando. El pasillo comenz√≥ a girar cuando la sangre sali√≥ de mi cabeza. Perd√≠ el equilibrio. El piso vino hacia m√≠. Y luego me desmay√©.

Abr√≠ los ojos y parpade√© un par de veces; los objetos en la habitaci√≥n se volvieron borrosos antes de enfocarse lentamente. Una vez que vi con suficiente claridad, supe que estaba en el s√≥tano. ¬ŅPero c√≥mo llegu√© aqu√≠? ¬ŅY cu√°nto tiempo estuve fuera?

¬ęVeo que est√°s despierto, papi¬Ľ. Mov√≠ mi cabeza hacia un lado; Dee estaba sentada en el sof√° hojeando una de sus revistas para adolescentes. Llevaba su camisa rosa que no ocultaba nada y era un tama√Īo demasiado peque√Īo si me preguntas. ¬ęHas estado fuera durante una hora entera¬Ľ, me inform√≥. ¬ęMe alegra que te hayas despertado a tiempo; tengo que encontrarme con Trish en el centro comercial en unas dos horas¬Ľ.

Fue entonces cuando se me ocurri√≥ que no ten√≠a ropa puesta. Y adem√°s de eso, alguien me hab√≠a atado las mu√Īecas y los tobillos al marco de la banca de ejercicio vertical en la que estaba sentado. ¬ę¬ŅQu√© demonios est√° pasando aqu√≠, se√Īorita? ¬ŅPor qu√© estoy atado? ¬ŅY por qu√© estoy desnudo?¬Ľ

Dee ignor√≥ mi arrebato. Ella sonri√≥ y destap√≥ un peque√Īo recipiente del lubricante que uso para anal cuando mi esposa est√° de humor. Ella sumergi√≥ su dedo √≠ndice y sac√≥ un poco de la sustancia cerosa. Luego se acerc√≥ y aplic√≥ la grasa a mi cabeza de gallo. Me estremec√≠ al tocar la mano de mi hija mientras la untaba hasta que mi glande se cubri√≥ por completo con el material.

¬ę¬ŅQuiero saber qu√© est√°s haciendo jovencita?¬Ľ Dee me ignor√≥ cuando dej√≥ a un lado el recipiente de lubricante y se limpi√≥ los dedos con una toalla de mano.

El banco en el que me sent√© se extend√≠a unos cuatro pies frente a m√≠, suficiente espacio para acomodar c√≥modamente a dos personas. Dee se sent√≥ a horcajadas sobre el banco y se sent√≥ de espaldas a m√≠; ella se subi√≥ la camisa revelando su hermoso culo desnudo. Dee mir√≥ por encima del hombro y gui√Ī√≥ un ojo con la sonrisa m√°s linda. Luego extendi√≥ la mano por detr√°s de una mejilla regordeta en cada mano antes de separarlas lentamente; su ano rosado se estir√≥ hasta la tensi√≥n, peque√Īas l√≠neas alargadas al doble de su longitud normal.

Mi polla traidora se endureci√≥ instant√°neamente en 7 pulgadas de palpitante carne de gallo. Las venas que se deslizaban alrededor de mi polla estaban abultadas y listas para la acci√≥n. Me sent√≠ tan avergonzado de reaccionar a mi hija de esta manera, pero si solo pudieras ver lo que vi, te resultar√≠a bastante dif√≠cil no excitarte sexualmente.

Desafortunadamente, mi erecci√≥n no se perdi√≥ en Dee. ¬ęHombres, ustedes son todos iguales¬Ľ, se ri√≥. ¬ęMam√° ten√≠a raz√≥n cuando me dijo que los hombres solo piensan con sus pollas¬Ľ. Ella comenz√≥ a deslizar su hermoso trasero hacia m√≠ y se detuvo cuando mi polla toc√≥ su grieta. El trasero adolescente de Dee calent√≥ el vientre de mi pinchazo dolorido, enviando ondas de placer a lo largo de mi erecci√≥n. Estaba dividido entre la lujuria y la culpa y todav√≠a no sab√≠a por qu√© mi propia hija me estaba haciendo esto.

¬ęPor favor, beb√©. No hagas esto¬Ľ, supliqu√©, esperando que ella detuviera esta locura.

¬ęLo siento, papi, pero esta es la √ļnica forma en que vas a aprender. Cuando quiero algo, tienes que conseguirlo, sin preguntas. Soy, despu√©s de todo, soy princesa¬Ľ.

¬ę¬ŅDe qu√© est√°s hablando?¬Ľ

¬ęVamos papi, no te hagas el tonto. Te ped√≠ un tel√©fono de Google y te negaste a comprarlo¬Ľ. ¬°De eso se trataba! ¬°Me drog√≥, me despoj√≥ de toda mi ropa y luego me provoc√≥ sexualmente por no tener ese est√ļpido tel√©fono! No me lo pod√≠a creer. ¬ęEntonces, ¬Ņme vas a traer mi tel√©fono?¬Ľ

¬ęCari√Īo, discutamos‚ÄĒ¬Ľ

¬ęEst√° bien entonces¬Ľ. Fue entonces cuando comenz√≥ a mover el culo en c√≠rculos er√≥ticos, al igual que las strippers cuando dan bailes. Dee masaje√≥ mi virilidad, empuj√°ndola contra mi est√≥mago, luego avanz√≥ lo suficiente como para que saltara hacia atr√°s, apuntando hacia el techo. Hizo esto varias veces haciendo que mi dolorosa erecci√≥n fuera m√°s r√≠gida que una tabla. Se formaron gotas de precum en la punta listas para derramarse. Si ella segu√≠a as√≠,

¬ęPapi, realmente te amo, pero a veces puedes ser tan terco. Sab√≠a que antes de pedirte el tel√©fono me rechazar√≠as, por eso llevo dos meses practicando¬Ľ, dijo. continuando mi tortura. ¬ŅPracticando? ¬ŅPracticando qu√©?

¬ęAhora papi, solo si√©ntate all√≠ y d√©jame hacer todo el trabajo¬Ľ, explic√≥, como si tuviera otra opci√≥n en el asunto. Lo que sucedi√≥ despu√©s me sorprendi√≥ por completo;

Dee se puso de pie y lentamente separ√≥ sus nalgas. Estaba tan cerca de mi cara que podr√≠a haber golpeado su dulce fruncido con mi lengua. Solo el pensamiento hizo que mi polla se retorciera de emoci√≥n. Mi excitaci√≥n se intensific√≥ cuando Dee comenz√≥ a bajar lentamente el trasero. Sab√≠a lo que iba a hacer y sab√≠a que estaba mal, pero quer√≠a que continuara, ¬°ay, ay√ļdame, Dios!

El tiempo pareci√≥ ralentizarse cuando el ano de mi hija hizo contacto con la perilla p√ļrpura de mi polla. Ella gru√Ī√≥ inc√≥moda cuando el centro de su esf√≠nter se abri√≥ gradualmente bajo la presi√≥n. Mir√© con asombro mientras su agujero se esforzaba por acomodar mi polla gorda.

Dee lo tom√≥ bien y despacio, un poco demasiado despacio, me da verg√ľenza admitirlo. Una parte de m√≠ quer√≠a liberarse y correr escaleras arriba, fuera de la casa, mientras que otra parte solo quer√≠a agarrar a Dee por las caderas y obligarla a bajar hasta que sus suaves mejillas descansaran sobre mis muslos.

A estas alturas, mi peque√Īa ten√≠a la mitad de mi polla alojada en su recto, pero eso no parec√≠a molestarla ni un poco; De hecho, mir√≥ por encima de su hombro derecho, sonri√≥ y luego lo solt√≥ por completo. La escuch√© jadear cuando mi vara desapareci√≥ por completo dentro de ella. Lo visual y el calor y la rigidez casi me hicieron volar mi taco.

Dee dej√≥ escapar un fuerte suspiro y movi√≥ su trasero hacia adelante y hacia atr√°s y luego alrededor, girando mi polla como un joystick. Lentamente se levant√≥ hasta que la cabeza estuvo lista para salir. Luego us√≥ sus manos en mis muslos para estabilizarse y poco a poco se desliz√≥ hacia abajo profundamente. Ambos gemimos de placer.

La vista de nuestro acoplamiento era tan er√≥tica, tan estimulante que Dee solo tuvo que mover su trasero arriba y abajo unas pocas veces antes de que tuviera el orgasmo m√°s asombroso de mi vida. Trat√© de contenerme, pero la presi√≥n en mis bolas oblig√≥ a lo que parec√≠a un suministro interminable de semen espeso a disparar profundamente en el recto de mi hija. Todos los m√ļsculos de mi cuerpo se tensaron cuando volley tras volley de cum sali√≥ de mi agujero. Ahora sab√≠a lo que realmente era tener mis bolas drenadas.

Cuando termin√© y respiraba como si acabara de terminar una marat√≥n, Dee levant√≥ lentamente su trasero hasta que su ano estuvo libre de mi polla gastada. Su enorme agujero se ve√≠a tan delicioso que temblaba de espasmos antes de cerrarse permanentemente.

Ella me desat√≥ y limpi√≥ mi polla ca√≠da con un pa√Īo tibio. ¬ęEntonces, ¬Ņvoy a buscar mi tel√©fono o tengo que obligarte a golpearme?¬Ľ

Deber√≠as haber visto lo r√°pido que le entregu√© mi tarjeta de cr√©dito. Desde ese d√≠a, nunca volv√≠ a ver esa tarjeta, pero s√≠ veo las facturas.